Qué es un desatascador y qué clases hay

Un desatascador es una herramienta que se usa para eliminar las obstrucciones en desagües y tuberías. Está compuesto de una ventosa de goma con un palo de madera o plástico. Sirven para desatascar obstrucciones ligeras, de lo contrario habría que llamar a una firma especializada en fontanería y desatascos Alicante.

Clases diferentes de desatascadores

El desatascador estándar es el más común de todos cuantos hay actualmente. Es muy básico y en caso de atascos ligeros puede llegar a ser muy útil. Solamente funciona bien en superficies planas como puede ser un fregadero, si el plano está inclinado no podrá hacer ventosa y no hará bien su trabajo.

El desatascador Tace es una clase de dispositivo que se usa para limpiar tuberías grandes, pero no para los desagües domésticos. Está compuesto por un disco que se adaptará al tamaño de la tubería y una barra de acero larga que empuja el disco dentro del tubo.

El desatascador de acordeón cuenta con un diseño específico para la limpieza del inodoro dado que cuenta con una copa más pequeña. El tamaño está creado principalmente para diferentes clases de desagües además del inodoro. Una de sus ventajas es que no es difícil de utilizar y que da unos resultados excepcionales.

El plástico del que está fabricado es bastante duro, lo que puede hacer que crear un sello de vacío sobre el desagüe puede ser algo complejo. No es muy versátil a pesar de su potencia, pero es un buen desatascador que cualquier persona puede utilizar.