Los peligros de usar un desatascador líquido

En ocasiones, al realizar desatascos tuberías en Torrevieja, los profesionales se encuentran con qué, al llegar a los domicilios de sus clientes, estos han tratado de solucionar el problema previamente con un desatascador líquido, lo que, en muchas ocasiones, lejos de reducirlo lo aumentan; y, además, su uso resulta peligroso.

¿Cuál es el peligro del desatascador líquido?

Aunque pueden ser efectivos en casos de atascos no demasiado importantes, como los pelos de la ducha o pequeños restos de comida, el uso de este tipo de productos químicos puede llegar a dañar las tuberías con un uso continuado. Esto es debido a que están formulados con componentes muy corrosivos.

Además, en muchas ocasiones no cumplen bien con su cometido y actúan detrás del atasco, lo que puede hacer que se produzcan reacciones adversas, como endurecerse hasta el punto de que sea imposible de retirar o llegar a provocar deformaciones en la tubería de PVC a causa de las elevadas temperaturas que estos líquidos alcanzan al entrar en contacto con el agua u otros vertidos.

Por esta razón, los especialistas en desatascos en tuberías evitan hacer uso de estos productos, ya que pueden llegar a suponer un problema incluso mayor del que en un principio se tenía.
De igual forma, un desatascador líquido puede provocar reacciones adversas en la piel de quienes lo manipulen. En muchas ocasiones, tras utilizarlo sobre una tubería, este sale con fuerza, salpicando a la persona y llegando a causarle quemaduras de gran importancia. Por lo tanto, también es peligroso para la salud.