La detección de fugas con cámara

Las fugas son uno de los problemas más comunes en cualquier casa, propiedad o establecimiento público y pueden causar graves daños si no se atienden a tiempo. Ser capaz de detectar y localizar con precisión las fugas de agua es un factor fundamental para ahorrar tiempo y dinero. Para ello, cada vez es más popular la detección de fugas con cámara en Rojales, termografía e incluso detección por sonido.

¿Cuáles son las ventajas de la detección por cámara?

La detección de fugas por cámara tiene muchas ventajas debido a la precisión, rapidez y control que ofrece al operario. Una de las ventajas más importantes es la imagen nítida que proporciona, la cual permite al profesional identificar con exactitud la ubicación de la fuga. Además, las cámaras proporcionan un tiempo de detección más rápido que otras herramientas como la termografía y la acústica, lo que se traduce en una reparación más ágil y eficaz. Igualmente, el uso de cámaras posibilita a los operarios identificar con facilidad y precisión cualquier otro daño además de la fuga, como obstrucciones, por ejemplo.

¿Cómo es el proceso de detección de fugas de agua con cámara?

El proceso de detección de fugas de agua con cámara consta de varios pasos, que comienzan con la inspección de las tuberías para determinar su tamaño y material. Posteriormente, la cámara se monta en una pértiga que se introduce en la tubería, lo que permite a la cámara recorrerla por completo mientras el operario la controla a distancia, facilitando a su vez que este pueda ver las imágenes en tiempo real. Si se detecta una fuga, se puede utilizar un colorante especial para resaltar su ubicación.