Consejos para evitar atascos en el lavabo

Para evitar tener que llamar a una firma de desatascos tuberías Alicante es importante hacer nosotros mismos un buen mantenimiento. El lavabo es uno de los sanitarios que más utilizamos en el baño, por lo que es más susceptible a que pueda atascarse. Por ello, en este artículo queremos compartir contigo algunos consejos para evitar que se pueda atascar.

Cómo evitar los atascos en el lavabo

Para evitar que residuos como el jabón, cremas, aceites o pelos puedan atascarlo, se recomienda el uso de una rejilla para que pueda retenerlo todo. Lo que hay que hacer en estos casos es coger la rejilla y vaciarla en la papelera, así evitaremos que poco a poco se puedan ir acumulando restos en la tubería del lavabo.

Se aconseja que al menos una vez cada dos meses se viertan productos específicos para desatascos, aunque no esté atascado el lavabo. Este sencillo gesto hará que se retire cualquier resto que haya podido quedar acumulado. De esta forma se tendrá la tubería del lavabo en las mejores condiciones y evitaremos que pueda atascarse.

Si queremos afinar más el mantenimiento de las tuberías, una vez a la semana se recomienda verter una olla de agua hirviendo por el lavabo. Con ello se consigue disolver la grasa que pueda haber quedado acumulada y mantendremos limpia la zona.

En caso de que se produzca un atasco y no se sea capaz de acabar con él, lo mejor es confiar en quienes saben, una empresa especializada en desatascos tuberías Alicante, quienes acabarán con el problema en cuestión de minutos.