Cómo descongelar las cañerías

Durante los meses en los que hace más frío, especialmente en los núcleos rurales, puede que las cañerías se congelen y en muchas ocasiones es necesario llamar a una firma especializada en fontanería y desatascos Alicante para que solucionen  el problema, aunque sí se pueden tomar medidas para evitarlo, como vamos a comentaros en este artículo.

Así se descongelan las cañerías

Normalmente, cuando notamos que la instalación de agua del hogar comienza a hacer ruidos cuando se abre u grifo o que el agua no sale por los grifos o la ducha de una forma que no es normal y es invierno o hace mucho frío, puede ser una señal de que las cañerías están congelándose o congeladas.

Lo normal es que las cañerías que se congelen son las exteriores, por eso, si no están demasiado congeladas, se puede utilizar un secador o un calefactor para aumentar la temperatura y que la cañería se descongele un poco para después poder abrir el agua caliente y que ésta haga el resto por su interior.

Con una toalla empapada en agua caliente podemos envolver la parte de la cañería afectad por la congelación o directamente colocar un trapo enrollado en la cañería y verter sobre él agua hirviendo. Si se hace esta opción se debe ir poco a poco dado que los cambios bruscos en las temperaturas pueden hacer que las cañerías se rompan o se agrieten.

El problema es cuando no se sabe en qué parte de la cañería está la congelación, para eso lo mejor es no hacer experimentos y contar con la ayuda de los profesionales para que solucionen el problema y evitar que vaya a más.