Cómo arreglar un grifo que gotea

En ocasiones, podemos tener en nuestro hogar un grifo que gotea, lo que puede convertirse en algo muy molesto. En este caso se puede contar con una firma especializada en fontanería y desatascos Alicante o bien intentar hacerlo por nuestra cuenta.

Pasos para arreglar un grifo que gotea

Lo primero que hay que hacer es cerrar la llave de paso del agua para que no se produzcan fugas. Posteriormente hay que sacar la perilla, para lo que se debe buscar el tornillo y sacarlo. Además, también hay que sacar las piezas que se encuentren bajo el tornillo, procurando no perder nada.

Una vez se hayan sacado todas las piezas, se deben revisar. Hay que mirar la parte interior del grifo para ver si hay alguna pieza que esté rota y haya que reemplazarla. En este caso, se deben comprar todos los repuestos necesarios de las piezas dañadas.

En caso de que no haya, hay que lavarlas bien y retirar todo el exceso de suciedad que pudieran tener. En este caso, se pueden dejar en una solución de lejía para que se limpien por completo.

Cuando todas las piezas estén limpias o se tengan los repuestos, hay que montar de nuevo las piezas siguiendo el orden en el que las fuimos quitando anteriormente. Una vez colocadas, se debe controlar que la perilla funcione correctamente.

Ahora ya solo queda abrir la llave del agua para comprobar que todo está correctamente y que no hay ninguna clase de fuga. Son pasos sencillos para un profesional, pero quizá no para cualquier persona, lo que hace que lo más aconsejable sea confiar en los profesionales.