Atascos en la ducha

Por desgracia, es bastante habitual tener problemas con el desagüe de la ducha, ya que es uno de los lugares del hogar donde se producen atascos con una frecuencia mayor que en el resto de la casa. Normalmente, dichos atascos están provocados por restos de jabón, de pelos y por sedimentos de cal que se van quedando atrapados en el desagüe. Si no pones remedio, el agua irá tragándose cada vez más lento y llegará un momento en que sea necesario que llames a una empresa de desatascos urgentes en Torrevieja.

Cómo evitar los atascos en la ducha

La prevención es el mejor consejo y para ello, lo más recomendable es que utilices unas rejillas protectoras en el desagüe de la ducha, de tal forma que los residuos y los pelos no puedan pasar a la tubería. Lo mejor es usar una que tenga los agujeros reducidos para lograr que no pase ninguna partícula por pequeña que sea. Si aun así, se han colado algunos pelos, por ejemplo, retíralos después de ducharte se debe convertirse en una rutina diaria para asegurarte de que no quede ninguno.

Además de todo esto, una vez al mes como mínimo, debes realizar una limpieza del desagüe. Para ello, no es aconsejable usar productos químicos que sean muy agresivos, ya que acabarán estropeando el interior de las tuberías y acortarán su vida útil. Utiliza simplemente, una cuchara pequeña de bicarbonato sódico mezclado con un chorro de vinagre blanco y deja que actúe durante media hora. Con este remedio los restos de aceite y de jabón desaparecerán de las tuberías.